Atención Psicológica Profesional

FOBIAS


El padecimiento de fobias, es decir, de miedos o temores extremos provocados por un objeto o situación, es uno de los trastornos de índole psicológico más recurrentes entre la población mundial. En la mayoría de los casos pueden manifestarse desde una edad muy temprana y puede afectar gravemente a su vida diaria. A pesar de que los fóbicos, en cierto modo, se acostumbran a vivir con su enfermedad, existen tratamientos que les permiten sobrellevarlas.



¿QUE SON LAS FOBIAS?

Son, básicamente, miedos, rechazos o temores, que se presenta de manera exajerada, que sufre una persona ante un determinado estímulo. Las fobias no son innatas ni hereditarias, son conductas que el individuo incorpora, se aprenden del entorno en el que se desenvuelve. Si bien, algunas veces, las personas tienen real conciencia de que su temor es desmedido, no pueden evitar que ese miedo se manifieste, aunque sepan que el causante de la situación no representa una amenaza. Ejemplo: personas que tinen mun miedo desmedido a estar solas en la calle.



Hablamos de fobias cuando la intensidad con la que experimentamos el miedo frente a los distintos peligros es:

* injustificado por la objetividad del peligro
* inoportuno (no lo sentimos en el momento apropiado)
* desmesurado (sentimos más de lo que deberíamos)
* interfiere nuestra vida normal de forma innecesaria, y nos reduce nuestra capacidad de acción y goce.


¿QUÉ TIPOS DE FOBIA EXISTEN?

Hay una gran variedad de fobias, podemos considerar que pueden existir fobias de todo lo que usted se pueda imaginar, entre las fobias más comunes se encuentran la agorafobia, que es miedo a estar en lugares abiertos o con mucha gente, en los niños es muy común la zoofóbia, que es un temor irracional a los animales incluidos los insectos y la entofobia que es miedo a la oscuridad, también son muy frecuentes la claustrofobia, que es temor a estar en lugares cerrados, pequeños, incluidos los elevadores, acrofobia que es miedo a las alturas, bacterofobias, que es un temor a las bacterias y/o a infectarse, decidofobia que es miedo a tomar decisiones, monofobia, que es el miedo intenso e irracional a estar solo y la fobia social que se representa como una timidez muy marcada e irracional.


¿CUÁNDO Y CÓMO SE MANIFIESTAN?

Las fobias pueden aparecer en cualquier etapa de la vida, aunque normalmente se empiezan a manifestar a temprana edad, y es posible que conforme avance el desarrollo del individuo, las fobias puedan cambiar, por ejemplo un niño que tiene fobia a la oscuridad puede desarrollar en la juventud o adultez un temor irracional a lugares cerrados.

Es común que la persona que padese una fobia se acostumbre a vivir con ella a pesar de los diversos incovenientes que estas le causan a su vida cotidiana, muchas veces este problema les causa verguenza y no lo comentan, incluso llega a suceder que en matrimonios de muchos años, la pareja nunca se entera de dicha fobia, y mucho menos los hijos.

Las persona que sufren de este mal sienten una ansiedad muy pronunciada ante el obtejo fóbico (elevador, arañas, perros, bacterias, aviones, etc.), tratan de evitarlo a como de lugar. Entre más cercania empieza a darse la reacción física, aumenta la frecuencia cardiaca, hay una hiperventilación (respiración agitada), sudoración, una sensación de inseguridad y ganas de alejarse lo antes posible del objeto fóbico o situación, entre otros síntomas. Hay pacientes que llegan a ponerse tan nerviosos que devuelven el estomago y otros de plano salen huyendo despavoridos.


¿CÓMO TRATARLAS?

Las fobias pueden tratarse de diversos métodos y pueden llegar a controlarse en pocas semanas en muchos pacientes. Lo importante para iniciar un tratamiento es que la persona asuma que padece una enfermedad y que ésta no le permite desenvolverse con normalidad en su vida cotidiana. Dentro de los tratamientos, uno de los más comunes –y de mayor efectividad- suele ser la "terapia de exposición". Gradualmente, el paciente se va enfrentando al objeto o situación que le produce temor, hasta empezar a tolerarlo poco a poco. También la "desensibilización temática" –similar a la terapia de exposición pero mediante el uso de la imaginación- o la "terapia cognitiva" –se le brinda información suficiente sobre su miedo al paciente para que comprenda que su temor es interno- suelen ser de uso corriente.

Este tipo de terapia suele tener muy buenos resultados (estadisticamente le favorece en gran medida a un 70% de los pacientes) incluso, en muchos casos, más eficientes y ventajosos que el farmaco y ansiolitico (paxil, ribotril, etc,), puesto que no tiene síntomas secundarios, y no hay que depender del medicamento para sentirse mejor.


ALGUNOS CASOS RENOMBRADOS

Las fobias no conocen clases sociales ni distinciones de sexo, raza, religión o nacionalidad. Tal es el caso de muchísimas personalidades históricamente reconocidas que padecían de esta enfermedad. Brad Pitt tiene un temor desmedido por los tiburones; Michael Jackson siempre se cubre su rostro con una mascarilla por su miedo a los gérmenes; el director de cine Stanley Kubrick, Sylvester Stallone, Bruce Willis o la cantante de soul Aretha Franklin padecen o padecieron de aerofobia, es decir, miedo a volar. Otro de los casos frecuentes entre famosos es el de la fobia social, que les impide estar en acontecimientos públicos.

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

© 2017 Atención Psicológica Profesional